Los peligros de vapear y fumar desde una edad temprana

No existe una forma segura de consumo de tabaco y los jóvenes son particularmente vulnerables a desarrollar una fuerte adicción a la nicotina, dice un experto del sistema de salud global Cleveland Clinic, hablando en conmemoración al Día Mundial Sin Tabaco, organizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada año el 31 de mayo.

Según la OMS, que este año tiene como objetivo brindar una plataforma a los jóvenes de todo el mundo para “instar a los gobiernos a protegerlos de las tácticas depredadoras de comercialización del tabaco”, los niños están usando cigarrillos electrónicos, o vapeando, a tasas más altas que los adultos en todas las regiones. Un dato preocupante es que el organismo sanitario estima que, a nivel mundial, 37 millones de jóvenes de entre 13 y 15 años consumen tabaco.

“Los jóvenes corren un riesgo particular de fumar o vapear, ya que hacerlo en la infancia o la adolescencia puede tener efectos de por vida en el desarrollo del cerebro”, dice el neumólogo Cleveland Clinic Humberto Choi.

Todas las formas de consumo de nicotina tienen riesgos para la salud, desde vapear nicotina líquida y mascar tabaco hasta fumar cigarrillos y shisha, incluso ocasionalmente o sin inhalar, dice el Dr. Choi. Señala que cualquier cosa que contenga nicotina es adictiva, y casi todos los métodos de administración de nicotina también contienen sustancias químicas como acetaldehído y formaldehído, que se sabe que causan cáncer, y acroleína, diacetilo y dietilenglicol, que se sabe que causan enfermedades pulmonares.

“El vapeo es particularmente desafiante ya que aún no conocemos todas las implicaciones para la salud, a pesar de que ya se ha relacionado con la inflamación pulmonar aguda, los altos niveles de adicción y los problemas dentales, entre otros, y sabemos que muchos de los mismos mecanismos que causan problemas pulmonares en el tabaquismo están involucrados”, dice el Dr. Choi. 

Además del daño de los productos químicos y aditivos en los vaporizadores, el Dr. Choi señala que algunos líquidos de vapeo contienen niveles muy altos de nicotina, lo que los hace muy adictivos, y que los vaporizadores a menudo se toleran más en espacios públicos, con más oportunidades para una calada rápida. El resultado es que el consumo individual puede ser mayor que en el caso de los cigarrillos, por ejemplo.

Consecuencias a corto y largo plazo

El Dr. Choi agrega que existen peligros a corto y largo plazo asociados con el consumo de tabaco. Los efectos a corto plazo podrían incluir tos persistente, ataque de asma e inflamación pulmonar aguda, mientras que el uso a largo plazo podría hacer que el usuario desarrolle afecciones como enfermedades cardíacas y enfisema. 

Sin embargo, es particularmente preocupante desarrollar una adicción a una edad temprana. “El uso de nicotina en la adolescencia puede tener efectos de por vida en el desarrollo del cerebro”, advierte el Dr. Choi. “Los estudios sugieren que fumar desde una edad temprana podría aumentar la probabilidad de una adicción prolongada al tabaco o el riesgo de adicción a otras sustancias problemáticas. Además, la compulsión a fumar puede interferir con la concentración y la vida diaria. Otro problema es que los jóvenes podrían estar usando tabaco para automedicarse si tienen ansiedad o depresión, enmascarando así los síntomas para que la afección permanezca sin diagnosticar ni tratar”.

El Dr. Choi señala que los efectos nocivos del uso de la nicotina son acumulativos, y las personas a menudo no se dan cuenta de la magnitud del daño que se están haciendo a sí mismas hasta que desarrollan una afección de salud crónica.  

“No importa a qué tipo de método de administración de nicotina sean adictas las personas o la frecuencia de uso, pueden beneficiarse de dejar de fumar en cualquier momento, pero cuanto antes, mejor”, dice el Dr. Choi. “La investigación ha demostrado que ninguna cantidad de tabaco está exenta de riesgos e incluso los fumadores leves pueden desarrollar enfermedades pulmonares mortales, mientras que incluso un fumador nuevo puede desarrollar inflamación y daño a sus pulmones”. 

El Dr. Choi anima a los padres a mantener abiertas las líneas de comunicación, para que puedan hablar con sus hijos sobre los riesgos del consumo de tabaco, y también ofrecer apoyo para dejar de fumar si es necesario. 

“Dejar la nicotina puede ser realmente difícil y las personas a menudo hacen varios intentos antes de tener éxito”, dice el Dr. Choi. Agrega que no existe una solución única para todos, por lo que programas como el Programa para Dejar de Fumar de Cleveland CLinic adoptan un enfoque integral y múltiple.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer